Triatló del Pont de Suert 2014



Otro año más en la línea de salida del triatlón Olímpico de “casa”, todavía arrastro las molestias de rodilla y tengo bastante claro que hay que hacer el parón ya. El recorrido igual al del año pasado con una pequeña modificación en el sector de correr, que lo van hacer más ameno. Ya en el pantano ambiente tranquilo y sin presión, Campeonato de Catalunya de Clubs, eso significa que voy a estar atrás si o si. La Eli por su parte debuta en la distancia y su objetivo acabarla.

Salida del y al agua, cojo ritmo pero ya presiento que voy bastante solo, al poco tiempo ya me empiezan a pasar las primeras chicas que han salido después. Brazada a brazada a acabar mi pesadilla, la llegada a la segunda boya se me hace eterna. Ya saliendo del pantano voy con gente, pero al haber 2 salidas de chicos no sé si son de la mía o de la segunda. Uno de los placeres que me da el triatlón es la salida del agua, para mi es orgásmica. Toca pillar la bici, recorrido que me lo conozco de sobra y mi estrategia en mente. Uno de los puntos fuertes que tiene el sector es la inyección de moral que te da el paso por Barruera, siempre hay gente animando. En la última subida, la de Erill la Vall, voy con cuatro más, ya veo que va haber suerte. La bajada y vuelta a Pont de Suert va a ser divertida. Bajamos fundiendo, voy con gente que están más fuertes que yo en bici, intento dar relevos pero van sobraos comprados conmigo. Entrando ya en el pueblo se nota que es un plus llevar el mono del CAR, te conozcan o no te animan. Buenas sensaciones en los primeros metros de correr, no sé cuando voy a notar dolor, pero no me preocupa, vamos a disfrutarlo. 4 vueltas y teniendo que entrar en la pista de atletismo cada vez, la verdad que se hace mas amenos, pero la subida de salida de la pista se atraganta e incluso me entran ganas de hacerla andando, pero el hecho que haya mucha gente animando allí te hace que por vergüenza aprietes. Ya en la última vuelta miro el reloj y puedo mejorar la marca del año pasado, toca “apretar” hasta el final. Al cruzar la meta y ver el reloj me entra la risa llena de rabia, otra batalla ganada.

Mejores sensaciones de las que me esperaba antes de empezar. Agradecer a toda la gente que colabora y a la que está allí animando. Este triatlón es especial y se tiene que cuidar. Buen papel de club y sobretodo me alegra que cada vez aumentemos la familia. Enhorabuena especial a la Eli, otro nivel superado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario