100% Half Empuriabrava



Después del chasco de no poder asistir al Half de Berga ya estaba mentalizado de que este año no debutaba en la media distancia. La verdad que me he pegado un buen veranito entre vacaciones, despedidas y bodas, lo he dado todo. Pero hace cosa de un mes me llega un Wathsapp; Juanma me dice que si quiero debutar el 12 de octubre, hay el 100%half en Empuriabrava. Yo ya lo sabía, desde hacía meses borraba sus e-mails sin abrirlos para no caer en la tentación de apuntarme. Le comento que lo miraré; le hecho un ojo, recorrido bastante apetecible, aunque meterme en el mar en octubre no tanto. Al mirar su página en Facebook sale publicado que las inscripciones están completas, se lo comento a Juanma para zanjar el asunto. Poco después me contesta que por Twitter le han dicho que hay 10 plazas libres. Entonces ya entiendo que hay una fuerza superior que me dice que tengo que apuntarme y así es, con un solo click inscrito. 1900m de natación, 90 km de bici y 21 corriendo.
El sábado Eli y Yo nos presentamos en Empuriabrava, a las 15:00 ya se podían recoger los dorsales, media hora más tarde ya lo tenía todo recogido. Como aun teníamos tiempo para la apertura de los boxes, decidimos ir a ver el recorrido de bici, no vaya a ser que el recorrido sea llano como de Pont de Suert a Barruera … El trozo que hacemos del sector antes de perdernos certificamos que es llano, algo es algo. Dejamos la bici en el box y nos vamos al brifing, allí ya están Manu, Esther y Javi del C.A.V.A. Ambiente distendido que con un poco de cachondeo me hace rebajar mi alto grado de nerviosismo de mis últimos días, poco después llega Juanma, la tranquilidad en persona. La previsión de tiempo es que llueva a eso de las 14:00 pero avisan que tenía que estar lloviendo desde el viernes y que allí no ha aparecido nadie, eso sí de viento nada. Cena, charla, paseo y para la cama que hay que intentar dormir. Al llegar a la habitación nos llega la alegría, un perro que quiere ser el protagonista de la noche, después de un rato y ver que el animalito no desiste me decido valiente de mi asomarme al balcón de la habitación para ver la situación. Salgo y dos habitaciones al lado hay un bicharraco asomado ladrando, me vuelvo para dentro sin pedirle explicaciones. Menos mal que después de llamar a recepción nos lo solucionó rápidamente.
El día ha llegado, almuerzo con Juanma en la habitación, madre mía que temple, que tranquilidad y que paciencia debe tener su mujer!!! Jaja Ya en el box todo listo, chispea un poco, pero no me siento especialmente nervioso, supongo que el hecho de repetir la rutina como en cualquier triatlón da tranquilidad. Pruebo el agua del mar y no está muy fría, nado un poco y sigo mi protocolo, meadita para calentar la temperatura interior del neopreno (mi ritual, disculpar) buenas sensaciones antes de empezar.
Dan la salida y venga al lio, llevo andando unos metros y Juanma a mi lado con su nerviosismo habitual, ¿nos tiramos ya? Le digo, mientras podamos andar… me contesta jajaja. Me sumerjo y empieza el recital de brazos y patas, a mi rollo y ritmo, cuando me doy cuenta me he ido un poco demasiado de la trayectoria toca enderezar rumbo. Boya tras boya y alguno que intenta ser mi pareja de baile, la mar está tranquila y no hay mucho problema para divisar las boyas, si entrenara mas en el mar seria la ostia! Jeje sobre la mitad del recorrido, la desgracia, me entra agua en el ojo izquierdo, ¿qué hago? Pos cierro el ojo, no muy buena idea. Después de nadar unos buenos metros con un ojo desisto y paro para arreglarme las gafas. Sigo adelante y zascas agua ahora en el derecho!! Sé que es raro pero no me enfadé, me volví a parar para colocarme las gafas y a seguir. En los últimos metros noto la mar un poco mas movida pero ya veo el final del túnel. Hay poca gente esperando que salgamos del agua eso significa que no quedan muchos por salir, eso sí Eli está! Me dice que Juanma me saca unos 3 minutos, miro el reloj, 45’ perfecto, no esperaba ir más rápido la verdad. Juanma me comentó que se iba a cambiar en todas las transiciones como prueba para el IM de Gandía, al llegar al box allí esta, le saludo y voy por faena. Salgo antes que el d la T1 y ya en la bici me sitúo, menudo descanso el salir del agua, me pasan alguna cabra voladora de estas y alguna que no es cabra. Visto que no la he liado en la natación, en la bici mi planteamiento es intentar hacer una media de 30km/h y jugármelo todo en la media. Certifico que el recorrido es llano pero hay algún tramo que el asfalto es muy mejorable, hay bastantes pinchazos durante la carrera, yo mentalmente divido el recorrido en 4 sectores de ir el tramo de población y parque hasta el giro, luego la vuelta del parque y de la población, es de ida y vuelta. Durante la primera vuelta me regulo para no pasarme de listo, que de eso sé mucho, antes de acabar la primera vuelta Juanma me pilla y poco a poco se va, yo a mi carrera. La segunda vuelta voy bien, se me hace duro el tramo del parque hay zonas que bufa el viento y lo noto. Me dobla el primero y si me descuido me tira de la bici, jodó que velocidad. La tercera vuelta ya me empiezo a cagar en todo, no sé si es que pierdo fuelle o que se nota más el viento, decido sacar del cuentakilómetros la velocidad media. La cuarta me noto ya sin cuádriceps, me recuerda a la Montsec-Montsec, misma sensación, mi mente solo la quiera acabar. Me hago falsas ilusiones de que luego corriendo no me dolerán, pero eso engaña a mi mente durante los últimos 10 km. Entro en el box para la T2, ahora ya no tengo duda que voy a acabar, miro el reloj saliendo del box, marca 3h 58’. La esperanza de ser sub 6h, me duró 500m jejeje una vez asumido que va a ser durillo y que hay que acabar lo intento disfrutar como puedo, son 2 vueltas por un recorrido al margen del rio. No puedo mantener un ritmo y seguir corriendo, me arden los cuádriceps y tengo que ponerme andar unos metros para así poder volver a ponerme a correr. No voy a engañar, era una de las cosas que me esperaba y temía que pasara. En los avituallamientos comía y bebía a saco e incluso daba tiempo a saludar a compañeros, en una de esas oigo por la espalda,” vaya kets mas chulos, corren solos” me adelanta y lleva los mismos que yo pero él va muy rápido y al alejarse le grito, “pues a los míos les debe faltara alguna pieza porque no andan, macho”. La primera vuelta se me hizo eterna, la segunda, como ya lo ves más cerca, la disfruté mas. Cada vez somos menos los que seguimos en carrera pero las caras han pasado de concentración a alegría y complicidad. Antes del último giro nos echamos unas risas con el voluntario, ¡que grande! Solo me queda llegar al avituallamiento y una mísera recta de esas que se hacen eternas y lo tendré! Sorpresa al llegar al avituallamiento Manu del C.A.V.A. esta allí con la bici, jajaja bromeo y le digo si han llamado a la grúa. Con él hago los últimos kilómetros bromeando y hace desconectar mi mente del dolor, le pregunto por ellos que hacían el Half por relevos, me dice que han hecho terceros, me doy cuenta que ya han hecho la entrega de premios y me da por reírme. Ya en la recta final del paseo veo que todavía no han desmontado nada, Esther, Javi y Patricia se han esperado a que llegue, Ole! por los del C.A.V.A. Jeje disfrute personal en la alfombra y guinda final, Eli ha pedido si me podía dar ella la medalla y me la entrega.
NADIE DIJO QUE FUERA FACIL SINO QUE VALDRIA LA PENA.










No hay comentarios:

Publicar un comentario